Existen obras de significativa importancia ya publicadas para el estudio de la vida y obra de la Madre Eufrasia Iaconis. Asimismo, relevantes trabajos de investigación no impresos aún.

INFORMACIÓN Y ACCESO A ALGUNAS PUBLICACIONES

RP GAMBÓN, Vicente S J. Recuerdo biográfico de la Rda. Madre Sor Eufrasia Iaconis. Superiora General de las Hermanas de Caridad Hijas de la Inmaculada. Milán, Tipografía Pontificia de San José, 1919. AHFIC BPA / 7, 1, 5

El P. Vicente Gambón S.J. nació el 10 de junio de 1857, en Graus, Huesca, España. Admitido en la Compañía de Jesús el 10 de octubre de 1872, el 14 de agosto de 1879, a los 22 años de edad, llega a Buenos Aires para desempeñarse como profesor en el Colegio del Salvador. Director de la Academia Literaria del Plata desde su fundación, en 1885 vuelve a España donde recibió la ordenación sacerdotal.

 Diez años después regresa a la Argentina. Desde entonces, casi todos sus años, los vivió en el Colegio del Salvador en Buenos Aires. Con una profunda vocación, dotado de una amplia gama de intereses y con gran capacidad pedagógica, fue consejero de varias generaciones de alumnos, ex alumnos, religiosos y religiosas. Desde 1901 fue asesor y confesor de la Hijas de la Inmaculada y permanente consejero de la Madre Eufrasia.

Apoyó y colaboró en el Congreso Católico Nacional de 1907 y en el Congreso de la Juventud Católica de 1908, como también en el Congreso Pedagógico de 1910. Dirige la Congregación Mariana de ex alumnos del Salvador. Funda en 1911 la revista Estudios, donde escribió varios artículos sin firma o con pseudónimo. En marzo de 1911, el arzobispo lo nombra director de la Sociedad de San Miguel para la propagación de los buenos libros. Fue el iniciador y propulsor del Congreso de la Juventud de 1915 y del Congreso Eucarístico Nacional de 1916.

Desde el 29 de marzo de 1918 hasta el 13 de marzo de 1921 fue superior de la Residencia Regina Martyrum y muere en Buenos Aires el 6 de abril de 1925.

Las afirmaciones del P. Vicente Gambón sobre la personalidad de la Madre Eufrasia, a quien conoció a fondo, y que las vuelca en su opúsculo “Recuerdo Biográfico” tienen gran valor, por sus óptimas condiciones personales-sacerdotales y porque, además, fue su confesor. Este escrito fue impreso en 1919 en Milán, seguramente por iniciativa de la Madre Estanislada Tognoni, sin hacer constar su autor. La memoria de la Congregación no registró el nombre de quien lo escribiera, pero el historiador Jesuita P. Guillermo Furlong, en su “Historia del Colegio del Salvador”, al ocuparse del Padre Gambón coloca este título en una lista de sus escritos. 

La seriedad de Furlong merece el asentimiento a su afirmación y además, desde este dato, en su lectura aparecen motivos claros para atribuirlo a Gambón. Se trata de un libro de 80 páginas escrito en español en el estilo propio de las publicaciones piadosas de ese tiempo. Las noticias estrictamente biográficas que se pueden recoger en ese folleto tienen un valor importante, ya sea porque el autor conoció personalmente a la Madre Eufrasia, como así también porque el libro en cuestión ha tenido un influjo determinante sobre la sucesiva bibliografía del Instituto.

 

Hna. CAMISASCA, Pía, FIC; Si’ alla Chiesa, Roma, Figlie dell’Immacolata Concezione di B. A., 1983. Editado en Buenos Aires s/f. Reeditado en Buenos Aires en el año 2008: Sí, a la Iglesia. Rasgos biográficos de la Madre Eufrasia Iaconis y, en italiano, en el 2011. AHFIC DE 3 / 51, 13.

La Hna. Pía Camisasca fue Superiora General de las Hijas de la Inmaculada Concepción entre los años 1971 – 1983. En los años ochenta, la Hna. Pía Camisasca, FIC, comenzó un índice-registro cronológico de la correspondencia de la Madre Eufrasia que se conservaba en el archivo de la Casa General. Afianzada por el estudio de esa documentación, redactó un folleto cronológico sintético, de fácil lectura, y cuya metodología destaca los datos importantes. Al apoyarse, en parte, y sin poder revisar críticamente la tradición oral, la autora asume conclusiones que actualmente fueron reelaboradas a la luz de los datos aportados por el acceso a los documentos del Santo Oficio.

Es una síntesis importante que fue reeditada por la Congregación en el año 2008, con un aparato erudito actualizado gracias al acceso a la nueva documentación y a la reorganización del archivo histórico de la Institución.    

S/D La servidora de la Inmaculada: Madre Eufrasia Iaconis. Colección Los Aventureros de Dios, Serie los Sembradores, n.° 6. Buenos Aires, Cruz del Sur, 1995. AHFIC BPM / 7, 2, 35ª.

Esta obra es parte de una colección destinada a difundir la vida y obra de distintos Siervos de Dios o Beatos. En ésta se presenta la vida de la Madre Eufrasia en forma amena, breve y clara destinada a la lectura infantil.

Constituye una publicación útil para divulgar su vida y su misión, sobre todo en los colegios.

FERNÁNDEZ, Ana O., S. Un carisma en buenas manos. Buenos Aires, Instituto Hijas de la Inmaculada Concepción, 2002. AHFIC DE 3 / 51, 10.

Ana Ofelia Fernández nació en Arrecifes, provincia de Buenos Aires, en 1935. Es miembro de la institución de las Servidoras, profesora de Historia y licenciada en Historia Eclesiástica por la Pontificia Universidad Gregoriana. Realizó tareas de docencia, asesoramiento e investigación. Fue miembro de las Juntas Catequísticas Arquidiocesanas y Central. Hizo investigaciones en el Archivo Secreto del Vaticano, en el Santo Oficio y en otros archivos eclesiásticos y centrales. En la Congregación para la Doctrina de la Fe, colaboró en la Secretaría y Archivo de Catecismo de la Iglesia Católica. Completó el curso para postuladores organizado por la Congregación para las Causas de los Santos. Trabajó con la documentación histórica para el proceso diocesano en Buenos Aires, de la Causa de Canonización de la Madre Eufrasia Iaconis y actualmente lo hace en la del Pbro. Luis M. Etcheverry Boneo.

“Un carisma en buenas manos” presenta una semblanza de la Madre Eufrasia y constituye una obra importante porque es la primera publicación fruto del estudio y acercamiento a las fuentes documentales de los archivos vaticanos y de la Congregación.

El texto está basado en testimonios escritos en la época en que vivió la Madre Eufrasia y en manifestaciones posteriores a su fallecimiento, como así también, en frases, destellos espontáneos de su espiritualidad y en algunas iconografías. Además, la obra cuenta con una descripción espacio-temporal de la época.

En la presentación del escrito, Mons. Mario A. Poli, destacó lo fundamental del libro: difundir la apasionante existencia de la Madre Eufrasia: “En ella dominó el amor a los pobres y una inquebrantable adhesión a la Iglesia de su Señor, con quien intimó en delicada oración y al que sirvió con notable audacia apostólica.”

FERNÁNDEZ, Ana O, S. Las cartas de la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis. I Construir y reconstruir. 1894-1911. Buenos Aires, Dunken, 2005. AHFIC DE 3 / 51, 12

El primer libro con cartas de la Sierva de Dios refleja su personalidad, espíritu, sus trabajos concretos, sus luchas materiales y espirituales, mientras recorría el camino del servicio del Señor en la Iglesia. Los escritos expresan, y de ellos se deducen, virtudes afianzadas cotidianamente, en medio de tareas que siempre confluían hacia un objetivo: primero, instalar la Congregación de las Hijas de la Inmaculada en la Argentina, y luego, lograr su desarrollo para dar plenitud al carisma fundacional.

“Las cartas…” correspondientes al período 1894 – 1911 constituyen un material indispensable y fidedigno para adentrarse en la vida ya que son fuentes documentales provenientes directamente de la Madre Eufrasia y conservadas en el archivo histórico de la Congregación.

Las Cartas de la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis. Tomo II: Consolidar los cimientos. 8 de enero de 1912 a 20 de mayo de 1914. Presentación y notas históricas de Lic. Ana María Silvestrin. Ágape Libros. 2017.

El segundo tomo de las Cartas refiere, especialmente, la fundación del Noviciado de Milán. Comprende los documentos emitidos entre 1912 y 1914, hasta el retorno de Sor Eufrasia a Buenos Aires, con las primeras religiosas fruto de dicho Noviciado.

A través de la lectura de su correspondencia se observan las virtudes de la Madre Eufrasia, su fortaleza, confianza en la Providencia, su disposición permanente como fundadora y el amor a la Congregación.

Con la fundación del Noviciado en Milán, Sor Eufrasia se propuso consolidar los cimientos, fortalecer el Carisma, el espíritu y los propósitos congregacionales. Asimismo, ansiaba el aumento de las vocaciones, procurando más manos para llevar adelante el apostolado en la Argentina; transmitiendo los ideales que caracterizaron su acción.